¡Campeón de TC Pista!

camilo_copa

Camilo Echevarría se coronó hoy campeón 2014 de TC Pista, luego de ser tercero en la final disputada en el Autódromo de la Ciudad de Buenos Aires y ganar la Copa de Plata, a pesar de haber corrido una carrera menos que sus rivales por un inconveniente de salud, con 197.25 puntos, sobre los 197 de Manuel Urcera.
El neuquino largó con el Chevrolet desde la cuarta colocación por ser en fila india, considerando la intensa condición de lluvia que aquejaba al “Coliseo Porteño”, pero en la partida misma superó a Nicolás Cotignola para ser el tercero detrás de sus rivales en la pelea por el título, Lambiris y Urcera.

Se acercaba a los punteros pero el ingreso del auto de seguridad frenaba sus intenciones, hasta que la rotura del limpiaparabrisas lo complicó y generó que se pasara en dos frenajes, perdiendo terreno y pasando a ser el cuarto de la prueba.

Se sobrepuso y comenzó a recuperarse, Urcera lo pasó a Lambiris y el uruguayo hizo un trompo, en el mismo momento que Camilo pasó a Gastón Crusitta y se colocó segundo, para manejar la carrera luego, dejar pasar a Ebarlín porque venía muy rápido y, en una carrera que terminó por tiempo por la gran cantidad de neutralizaciones, recibir la bandera a cuadros en el tercer puesto, subir al podio porteño y conseguir, nada más y nada menos, el título 2014 de TC Pista.

“Estoy muy feliz y muy emocionado, trabajamos y nos esforzamos mucho para conseguir el campeonato, por momentos pareció que se me escapaba por la fecha que tuve que faltar de la Copa y en la final de hoy se me rompió el limpiaparabrisas, por lo que me pasaba y se me complicaba seguir el ritmo de mis rivales. Por suerte pude recuperarme, tenía bien estudiado el puntaje que necesitaba gracias a “Willy” Kissling y manejé las últimas vueltas, terminé tercero y conseguimos el campeonato por el que tanto luchamos. Quiero felicitar también a Matías Rossi, campeón de TC con Chevrolet”, comenzó señalando el nuevo campeón de TC Pista.

El neuquino, que ahora comenzará a trabajar para sumarse al TC, la categoría más importante del automovilismo nacional, continuó eufórico: “Esto es mérito de los hermanos Jakos, de todo el Dole Racing, de los mecánicos que trabajan sin descanso para que mi auto funcione como tal, de Guillermo y Cristian Kissling, del Chino Fabio Martínez, de los importantes sponsors que me apoyan y confían en mí, de mis amigos y los fanáticos que me envían su aguante, de la hinchada de Chevrolet, de mi familia, de todos los que me apoyaron desde que empecé a correr y sobre todo de mi mamá y mi papá, que son el motor que empuja mi carrera deportiva. Ahora se viene el TC, deberemos esperar para ver con qué marca, pero primero quiero festejar con todos los que mencioné, jamás podré devolverles tanto cariño”.